Un coro que se trans­mi­te, com­par­te y ayu­da, un coro al cual todos están invi­ta­dos para hacer de esta acti­vi­dad una for­ma de expre­sión. Te con­ta­mos algu­nas de las acti­vi­da­des que se lle­va­ron a cabo en este nue­vo ciclo bajo la direc­ción de Ini Ceve­rino!
Que­re­mos des­ta­car la pre­sen­cia en el ciclo de Encuen­tros Cora­les Soli­da­rios, don­de el año ante­rior actua­ron en la Igle­sia La Mer­ced para apo­yar la acti­vi­dad del gru­po que atien­den a per­so­nas en con­di­ción de calle y a quie­nes lle­van ropas, artícu­los de lim­pie­za o comes­ti­bles no pere­ce­de­ros.
En este año, hicie­ron la pri­me­ra pre­sen­ta­ción en el encuen­tro coral soli­da­rio Cen­tro Cul­tu­ral Mate­sis. Los inte­gran­tes de nues­tro coro y sus fami­lia­res, dona­ron ele­men­tos de lim­pie­za y cajas de leche, a bene­fi­cio de los come­do­res del barrio Cam­po Papa de Godoy Cruz.
El Coro de Dal­vian con­ti­núa su par­ti­ci­pa­ción en el inte­rior de nues­tra pro­vin­cia en encuen­tros con otros gru­pos cora­les. En Mar­zo se ini­cia­ron los ensa­yos con nue­vos Inte­gran­tes del con­jun­to, más los com­po­nen­tes del año 2015, hoy suma­mos 30 inte­gran­tes. Este año par­ti­ci­pa­rá en los even­tos del con­jun­to resi­den­cial, acom­pa­ñan­do y hacien­do saber de nues­tra acti­vi­dad y tarea, para que pal­pi­te­mos jun­tos la ale­gría del can­to. Pue­den sumar­se al gru­po cuan­do lo deseen, la edad no es un con­di­cio­na­mien­to. La idea es “un coro del barrio” don­de, niños, jóve­nes y adul­tos se expre­san dis­fru­tan­do de un encuen­tro fami­liar.
Actua­ron en con­jun­to con 3 coros más, con­for­man­do así cua­tro gru­pos muy aplau­di­dos, por la soli­da­ri­dad demos­tra­da, el pro­fe­sio­na­lis­mo de sus direc­to­res y coreu­tas, sumán­do­se a la acti­tud de todos los coros que allí se pre­sen­ta­ron. Jóve­nes y gran­des actua­ron gene­ran­do ale­gría y el dis­fru­te del públi­co.
Se des­ta­ca­ron las voces solis­tas de Giu­lia­na de 9 años y Tomy de 14 años, las dos voces más jóve­nes del que­ri­do coro, sor­pren­dien­do a quie­nes escu­cha­ban.