En la siguiente receta preparamos un sencillo bizcochuelo de avellanas, muy energético e ideal para acompañar nuestros desayunos
y meriendas en esta época donde el frío comienza a sentirse.

300 gr. de hari­na
4 hue­vos
150 gr. de man­te­ca
1 taza y media de leche
200 gr. de ave­lla­nas pela­das y tos­ta­das 250 gr. de azú­car
1 Sobre de leva­du­ra en pol­vo
2 cucha­ra­das de acei­te de oli­va
1⁄2 cucha­ra de azú­car avai­ni­lla­do

DERRETIR
Man­te­ca a baño María y dejar enfriar, batir los hue­vos con el azú­car has­ta con­se­guir un bati­do blan­que­cino y cre­mo­so.
2 INCORPORAR
Ave­lla­nas pica­das, man­te­ca, acei­te, leche y hari­na tami­za­da con leva­du­ra y azú­car avai­ni­lla­do.
MEZCLAR
Has­ta obte­ner una masa homo­gé­nea, ver­ter la masa ante­rior en mol­des indi­vi­dua­les con man­te­ca y hari­na.
4 INTRODUCIR
Los mol­des en el horno pre­ca­len­ta­do a 180oC duran­te 40 minu­tos o has­ta que la masa está coci­da.
5 RETIRAR
El biz­co­chue­lo del horno y dejar enfriar antes de des­mol­dar. Pos­te­rior­men­te relle­nar y deco­rar a gus­to.
ESPOLVOREAR
Un poco de cacao en pol­vo o el licor que más te gus­te y a dis­fru­tar este deli­cio­so pos­tre.