Según un estudio de la Corporación Vitivinícola Argentina, se consume en cinco de cada diez hogares. Argentina tiene uno de los 10 mercados internos más grandes del mundo.

Según la COVIAR el vino se man­tie­ne como un pro­duc­to de con­su­mo masi­vo en la Argen­ti­na, afrma que cin­co de cada 10 hoga­res del país con­su­me vino habi­tual­men­te. En 6 millo­nes de fami­lias de la Argen­ti­na se con­su­me vino al menos una vez por tri­mes­tre, alcan­zan­do así a 14.600.000 de per­so­nas.
En Argen­ti­na se ven­de 75% de lo que se pro­du­ce en el país. El con­su­mo per cápi­ta de vino en el mer­ca­do interno dejó de caer como lo venía hacien­do has­ta 2004 y se esta­bi­li­zó en un valor cer­cano a los 25 litros anua­les, sien­do uno de los 10 prin­ci­pa­les mer­ca­dos inter­nos del mun­do. Por ello, la Argen­ti­na fgu­ra entre los diez pri­me­ros de los paí­ses con mayor con­su­mo de vino per cápi­ta.
Según dicho estu­dio el vino tin­to sigue sien­do el ele­gi­do por el con­su­mi­dor argen­tino, con el 88%; segui­do por el blan­co, con un 23%; y el rosa­do, con sólo un 3%. El 47% lo toma solo, pero hoy tam­bién se lo dilu­ye: 29% eli­ge el hie­lo; el 21%, la soda; el 12% opta por reba­jar­lo con bebi­das gaseo­sas y 4% con jugo. En cuan­to al géne­ro, del 51% de los con­su­mi­do­res habi­tua­les, el 61% son hom­bres; y es ele­gi­do por 41% de los jóve­nes entre 18 y 25 años, por el 53% de los adul­tos jóve­nes , el 49% de los adul­tos y 58% de los adul­tos mayo­res.
El 82,5% del mer­ca­do se cen­tra en los vinos de pre­cio medio bajo, vino de mesa y tetra brik, que repre­sen­tan ocho de cada 10 litros con­su­mi­dos. Su pene­tra­ción de con­su­mo es simi­lar en todas las cla­ses socia­les, por lo que el vino como pro­duc­to está pre­sen­te en los hoga­res sin dis­tin­ción. Este tra­ba­jo se enmar­ca en el Plan Estra­té­gi­co Viti­vi­ní­co­la 2020, a car­go de la Coviar. El obje­ti­vo de este plan es crear valor en la indus­tria a tra­vés de la orga­ni­za­ción e inte­gra­ción de los pro­duc­to­res, ela­bo­ra­ción de vinos con mayor cali­dad, el desa­rro­llo de la capa­ci­dad para expor­tar y la fide­li­za­ción de los con­su­mi­do­res tan­to inter­nos como exter­nos. Son sie­te las pro­vin­cias viti­vi­ní­co­las, 18.000 pro­duc­to­res, 25.000 viñe­dos, 900 esta­ble­ci­mien­tos, 2.000 millo­nes de dóla­res de valor agre­ga­do y 115 mil pues­tos de tra­ba­jo direc­tos; el obje­ti­vo para la COVIAR es man­te­ner esa diver­si­dad y tra­ba­jar en pos de una cade­na de valor que alien­te la mejo­ra en la cali­dad en los pro­duc­tos, que le ase­gu­re a las bode­gas la pro­vi­sión de mate­ria pri­ma y que le dé cer­te­za al pro­duc­tor sobre el des­tino de sus pro­duc­tos y de sus ingre­sos.