Te contamos los beneficios de consumir

leches no lácteas.recetaleche

Hoy en día, todos cono­ce­mos los incon­ve­nien­tes de la leche de vaca. A pesar de seguir sien­do una de las más con­su­mi­das, los
efec­tos que pro­vo­ca hace que cada vez más per­so­nas bus­quen una alter­na­ti­va. Es por ello que las leches no lác­teas ela­bo­ra­das a base de ingre­dien­tes vege­ta­les y agua, se alcen por sí solas como la mejor opción. Son salu­da­bles y muy bene­fi­cio­sas.
Leches Vege­ta­les
Las leches vege­ta­les con­tie­nen gra­sas polin­sa­tu­ra­das, pro­teí­nas de alto valor bio­ló­gi­co no sen­si­bi­li­zan­tes y gran can­ti­dad de mine­ra­les (hie­rro, cal­cio, fós­fo­ro, mag­ne­sio, pota­sio) y vita­mi­nas (espe­cial­men­te del gru­po B y vita­mi­na E). Las leches vege­ta­les son una bue­na alter­na­ti­va en los casos de into­le­ran­cia al azú­car de la leche (lac­to­sa) o aler­gia a algu­na de sus pro­teí­nas (caseí­na). En estos casos con­vie­ne tomar leche vege­tal libre de estas sus­tan­cias, como la de almen­dra. Tam­bién es reco­men­da­ble en los casos de coles­te­rol alto. El con­te­ni­do en gra­sas de la leche vege­tal es bajo y las que tie­nen son sobre todo insa­tu­ra­das. Ade­más, no con­tie­ne coles­te­rol.
Bene­fi­cios
Las leches vege­ta­les son bebi­das de fácil diges­tión que, al estar ela­bo­ra­das con agua e ingre­dien­tes vege­ta­les, son más lige­ras, con lo que tam­bién ayu­dan a cui­dar el peso. De ahí que se con­si­de­re que las leches vege­ta­les engor­dan menos.
Pro­por­cio­na y bene­fi­cios

  • Leche de soja: Acon­se­ja­da en la meno­pau­sia, ayu­da a mejo­rar los sín­to­mas y tras­tor­nos aso­cia­dos (osteo­po­ro­sis). La soja tam­bién ayu­da a evi­tar la acu­mu­la­ción de gra­sa en el abdo­men.
  • Leche de arroz: Espe­cial­men­te reco­men­da­da en casos de aler­gia a otros tipos de leche o en caso de pro­ble­mas diges­ti­vos, ya que ayu­da a ali­viar la gas­tri­tis y a com­ba­tir la gas­tro­en­te­ri­tis.
  • Leche de ave­na: Bue­na para aumen­tar las defen­sas y para redu­cir los nive­les de coles­te­rol. Es una leche reco­men­da­da en la die­ta de los depor­tis­tas y para situa­cio­nes de estrés, gra­cias a su con­te­ni­do en una sus­tan­cia que acti­va el sis­te­ma inmu­no­ló­gi­co.
  • Leche de almen­dras: Favo­re­ce la cir­cu­la­ción san­guí­nea y evi­ta los pro­ble­mas diges­ti­vos. Es ideal para madres en perio­do de lac­tan­cia, así como para recu­pe­rar las fuer­zas tras haber esta­do en repo­so por enfer­me­dad.

Tips de la chef 
La leche vege­tal se pue­de tomar solo o con café, cacao… Se pue­de tomar en el desa­yuno o en la merien­da. Inclu­so se pue­de uti­li­zar en la coci­na para pre­pa­rar rece­tas. Así, por ejem­plo, la de ave­na sir­ve para hacer sal­sa becha­mel, la de arroz es ideal para los pos­tres y la de soja para hacer yogu­res.

————————————
Chef Car­la Gar­cía
Diplo­ma­do en Geren­cia­mien­to Gas­tro­nó­mi­co 
 Espe­cia­li­za­da en coci­na vege­ta­ria­na
www.garciacarla.com