¿Tenés que pre­pa­rar una comi­da espe- cial pero no contás con tiem­po?
Muchas veces nos toma por sor­pre­sa un even­to, reunión y no tene­mos el tiem­po nece­sa­rio para rea­li­zar una comi­da suma­men­te ela­bo­ra­da. Para estos casos, te trae­mos una rece­ta fácil con todo el sabor gour­met.

NGREDIENTES

PARA 2 PERSONAS
• 2 solo­mi­llos de cer­do
• Miel
• pimien­ta negra moli­da
• Mer­me­la­da de fram­bue­sa
Para las cebo­llas gla­cea­das
• 1/2 kg de cebo­lli­tas
•500mldeagua
• 100 gr de man­te­ca
• 50 gr de azúcar
• Sal a gus­to

PREPARACIÓN

Comen­za­re­mos untan­do los dos solo­mi­llos de cer­do con miel y pimien- ta negra moli­da. Los colo­ca­mos en una fuen­te apta para el horno, y los deja­mos en el horno duran­te trein­ta y cin­co minu­tos a una tem­pe­ra­tu­ra apro­xi­ma­da de 180° C.
Una vez tras­cu­rri­do ese tiem­po, saca­mos los solo­mi­llos del horno, los racio­na­mos, y los ser­vi­mos en el pla­to, con mer­me­la­da de fram­bue­sa.
Pelar las cebo­lli­tas sin cor­tar en exce­so los extre­mos para que evi­tar que se suel­ten las capas de las cebo­lli­tas. Las colo­ca­mos en una cazue­la amplia para evi­tar que se amon­to­nen, agre­ga­mos el res­to de los ingre­dien­tes (deben que­dar ape­nas cubier­tas por el agua). Las tapa­mos y las pone­mos a cocer duran- te 10 minu­tos, ser­vi­las con el solo­mi­llo y a dis­fru­tar!!