Te contamos los beneficios de esta deliciosa bebida

Se dice que el café se des­cu­brió en Ara­bia. Un pas­tor iba pasean­do a su gana­do cuan­do se dio cuen­ta que al mas­car un grano roji­zo, sus ani­ma­les se ponían ale­gres y se lle­na­ban de ener­gía. En ese momen­to des­cu­brie­ron el grano del café y empe­za­ron a beber­lo. Dicen, que al dar­se cuen­ta de los efec­tos, comen­za­ron a tomar­lo por la maña­na, con­si­guien­do des­per­tar más rápi­do, con más faci­li­dad, sin­tién­do­se más aler­tas y más esti­mu­la­dos.
Muchos de noso­tros no empe­za­mos nues­tro día has­ta que no toma­mos nues­tra dosis de café por la maña­na. Sen­ti­mos que no des­per­ta­mos, que nues­tro cere­bro no encien­de, y que sim­ple­men­te no fun­cio­na­mos. Lle­gar al tra­ba­jo sin haber toma­do una taza de café pue­de ser alu­ci­nan­te. Afor­tu­na­da­men­te para noso­tros, el café exis­te y es nues­tra sal­va­ción todas las maña­nas.
cafe2
Se habla mucho de lo mala que es la cafeí­na, de los pro­ble­mas de salud que pue­de traer­le a tu cuer­po; pero, ¿sabías que el café nos bene­fi­cia? Para que aho­ra tomes café sin preo­cu­pa­ción, el Doc­tor Jáu­re­gui nos pre­sen­ta sus bene­fi­cios:
1. La cafeí­na pue­de redu­cir los ata­ques de asma.
2. La cafeí­na incre­men­ta la efec­ti­vi­dad en medi­ci­nas para los dolo­res fuer­tes.
3. La cafeí­na ayu­da a que­mar calo­rías. Un estu­dio com­pro­bó que aque­llos que toma­ban café que­ma­ban 67 calo­rías más que aque­llos que sólo toma­ban agua.
4. Tomar 4 tazas de café al día pue­de redu­cir has­ta 50% los posi­bi­li­da­des de tener Dia­be­tes Tipo 2
5. Según estu­dios, tomar 1-3 tazas de café al día, redu­ce en un 20% la pro­ba­bi­li­dad de sufrir arrit­mias (rit­mos car­dia­cos anor­ma­les), o de morir por enfer­me­da­des car­dio­vas­cu­la­res.
6. Tomar 3-5 tazas de café pue­de redu­cir has­ta el 65% de los chan­ces de con­traer Altz­hei­mer o demen­cia senil.
7. El café pro­te­ge el híga­do espe­cial­men­te de cirro­sis, también pue­de redu­cir los chan­ces de tener cán­cer de mama y de colon.
8. En hom­bres, el café ha esta­do liga­do a pre­ve­nir Par­kin­son has­ta en un 60%.
9. Al hacer ejer­ci­cio, el café te dará más ener­gía ayu­dán­do­te a ejer­ci­tar por más tiem­po. La adre­na­li­na que pro­por­cio­na la cafeí­na te pre­pa­ra­rá para cual­quier acti­vi­dad físi­ca.
10. El café es un grano muy rico en anti­oxi­dan­tes, pro­te­gien­do tu cuer­po de la dege­ne­ra­ción en las célu­las.
Es ver­dad que el café trae gran­des bene­fi­cios, pero recuer­da no exce­der­te ya que sí exis­ten otros pro­ble­mas rela­cio­na­dos con la cafeí­na. Por aho­ra qué­da­te tran­qui­lo y dis­fru­ta de una o dos tazas de café al día.