Los cinco principales beneficios.

El entre­na­mien­to fun­cio­nal ya es ten­den­cia entre depor­tis­tas y famo­sos . Pero, ¿qué es? Es un ejer­ci­cio enfo­ca­do en un obje­ti­vo, Inte­gra todos los aspec­tos del movi­mien­to humano, tra­ba­jan­do al cuer­po como un todo. Logra increí­bles resul­ta­dos tan­to a nivel esté­ti­co como en tu salud. Si que­rés inno­var tu ruti­na de acti­vi­dad físi­ca, ani­ma­te y des­cu­brí todos sus bene­fi­cios!
1- Mejo­ra la movi­li­dad gene­ral, tan­to arti­cu­lar como mus­cu­lar.
2-Al entre­nar movi­mien­tos, tie­ne un mayor gas­to caló­ri­co, lo que favo­re­ce a la dis­mi­nu­ción de gra­sa.
3-Tra­ba­ja múscu­los secun­da­rios y adya­cen­tes que trae como bene­fi­cio las mejo­ras de las habi­li­da­des motri­ces: agi­li­dad, coor­di­na­ción y equi­li­brio.
4-Al uti­li­zar ejer­ci­cios de rota­ción en la zona media, brin­da mejor pos­tu­ra cor­po­ral.
5-Es diver­ti­do,  por­que uti­li­za dis­tin­tos mate­ria­les y movi­mien­tos  que cola­bo­ran al entre­na­mien­to lúdi­co y se pue­de rea­li­zar en gru­po favo­re­cien­do así la inte­gra­ción entre los par­ti­ci­pan­tes.